Gypsum

Uso del Gypsum en el Armado de Paredes Interiores

Con el uso de éste material no solo se ahorra dinero, sino también tiempo de instalación en obra.

Una manera muy práctica y rápida para construir paredes en cualquier ambiente es el gypsum, especialmente para culminar acabados interiores. Esto no es por arte de magia, sino por obra de la tecnología de la construcción que tiene también el fin de alivianar la carga muerta de una obra. Las planchas de gypsum están compuestas por un preparado especial a base de yeso, fibras minerales y de vidrio, tratados a cierta temperatura para que se endurezcan, después son prensados y luego recubiertos en sus dos caras con papel de celulosa, y otros elementos.

Al gypsum se le pueden dar las más variadas formas y diseños según el requerimiento o necesidad. Éste material también simula casi a la perfección paredes, tumbados, columnas, pilares y demás formas de cemento, madera o metal.

Principales Ventajas

  • Una gran ventaja que tiene este material con relación al cemento es el ahorro de tiempo y dinero porque se requiere de pocas personas para la mano de obra, por ejemplo la construcción de una pared de cemento normalmente podría tardar entre 2 y 3 días para quedar lista, con el uso de gypsum, la misma pared estaría lista en un máximo de 3 horas.
  • El gypsum está fabricado en tableros o planchas de medidas estándares de 1,22 m x 2,44 m, que bien se pueden comparar con grandes piezas de rompecabezas, que se van armando en seco sobre estructuras metálicas galvanizadas que vendrían a ser el esqueleto y soporte de la construcción. Esta estructura debe poseer aberturas por donde pasarán las tuberías y conexiones eléctricas, sanitarias, telefónicas, entre otras, y así queden
    ocultas detrás del gypsum sin necesidad de picar la pared. El grosor de la pared podrá ser de 7, 9, 12 o más centímetros, esto dependerá de cada necesidad.
  • El gypsum se puede moldear y curvear fácilmente con solo pulirlo y empastarlo, además se pueden lograr fáciles diseños como figuras geométricas, ya sean: triángulos, rectángulos o círculos, además de cúpulas, olas y parábolas.
  • El uso de luces indirectas o la instalación de focos en los cielos rasos y en paredes con desniveles están muy de moda, así como la creación de nichos o estantes en paredes para la colocación de adornos u objetos decorativos, todo esto es posible gracias al gypsum.
  • El gypsum es un producto ecológico y no inflamable, aunque al tocar la pared se asemeja mucho a la madera y uno pensaría que se consumiría fácilmente, es todo lo contrario; además es pésimo conductor de la electricidad y tampoco tiende a caerse en caso de sismos, ya que es muy estable y responde perfectamente frente a las cargas sísmicas.

Armado de Estructura

Para la construcción de la estructura que debe ser liviana, se utiliza hierro galvanizado de la más alta calidad. Los canales son esenciales en la estructura, estas son las piezas sobre las que se apoyan y atornillan los postes, se coloca en posición horizontal en la parte superior e inferior para formar el marco de la estructura de soporte de la pared, se fijan en el piso y en los cielos rasos. Los postes o parantes son elementos galvanizados que van de forma vertical, sobre las cuales se instalan las planchas.

Una vez instalado el gypsum en las paredes se deberán sellar todas las uniones con una cinta de papel, cinta tipo malla o pasta de gypsum. Para dar el acabado a las paredes se procederá al empastado, con un empaste de alta calidad; posteriormente procedemos a lijarlo hasta que quede una superficie muy fina, luego lo pintamos con una pintura tipo látex o vinil acrílica del color que uno lo desee. Inclusive podemos dar un acabado satinado.

¿Cómo obtener el mejor acabado final?

El tratamiento de juntas es la parte más delicada del proceso de construcción de los  sistemas Tablaroca.  En particular, son complicadas las juntas en los lados cortos de la lámina  porque en esos extremos no hay rebaje de los lados longitudinales.

Si no se toman precauciones, eso produce un abultamiento (o “panza”).  Lo más importante es planear bien el trabajo para reducir al mínimo el número de juntas de los extremos cortos, el utilizar tableros de mayor longitud nos ayuda a esto.

¿Dónde deben situarse las juntas? También para hacer menos notorias las juntas, debe evitarse que queden en la parte central del muro o lámina o en los antepechos  de puertas, ventanas o vanos.  Conviene ubicar las juntas perpendicularmente a la fuente principal de luz natural.

 

Otras recomendaciones. Para que en una junta de extremos no se produzca una costura (o abultamiento de papel en las cabezas del panel) se sugiere cortar con navaja los bordes de ambos paneles a 45°, creando un bisel de 3 mm a todo lo ancho de los paneles; antes de colocarlos, se retiran las partes sueltas del carton. Los paneles se fijan uno contra otro, cuidando de no forzarlos (es preferible dejar una holgura mínima que luego se puede cubrir con el compuesto para juntas).  Este compuesto se aplica en forma normal; las capas finales se extienden 30 cm a ambos lados de la junta, y se desvanecen con la espátula más grande.  Una lijada final deja la junta perfectamente oculta.